Va de series

Puede que haya pasado un año, o más, desde mi última publicación. Y no sería justo reanudar la tarea con un tema distinto al último: las series. Porque cada vez están mejor producidas, consiguen engancharnos más, nos roban más horas de sueño. Hacen que sintamos la necesidad de verlas cuanto antes, no vaya a ser que llegue alguien y nos lance un spoiler y aquí amigos es donde saltan todas las alertas…

Un único post sobre series sería demasiado aburrido y extenso. Por lo que empezaré con algunas de las que más me han gustado este año (y el listón está alto).

La primera no puede ser otra que “Game of thrones” y en inglés, por aquello de que con el doblaje pierde y más en esta temporada. Bien, vamos con la sexta temporada, que ha sido bastante más ágil, sorprendente e impredecible que las demás (tendrá que ver que se ha desmarcado de los libros). Vistos, comentados y analizados todos los capítulos de la última entrega me declaro fan de grandes momentos como: Hold the door!, el descubrimiento de los padres de Jon o el retorno de los Stark a Invernalia con el fin del entrenamiento de Arya incluido. Y por fin un último capítulo que supera al 9, un capítulo redondo, con una banda sonora muy acertada y escenas que todos necesitábamos ver ya. Ahora a esperar un año más para que los lunes tengan sentido en nuestra vida y los martes se vuelvan a convertir en los días de debate y teorías.

En el segundo puesto sitúo a “How to get away with murder”. Ya desde el primer capítulo te engancha y te mantiene con intriga, algo muy difícil para una serie de abogados. Es probable que no se siga tan al día como Game of thrones con lo cual no adelanto nada y os doy la oportunidad de verla porque merece la pena y mucho.

Y para terminar, voy con una española “El Ministerio del tiempo”. Tiene un flojo arranque en comparación con lo que fue la primera temporada pero en el momento en el que recuperamos como prota a Rodolfo Sancho sube el listón. Y no por lo de que sea guapo y eso 😉  Ahora solo espero que tve apueste por una tercera sin tener en cuenta a las audiencias de la tv y sí a las de las personas que lo vemos online. Sobre todo porque la plataforma reve.es funciona a la perfección.

 

 

Anuncios

Confesiones de una serie adicta parte I

Un puzzle. Sí. Un puzzle representa lo que es para mi una serie. 

Cuando empezamos un puzzle somos conscientes de cuál es el fin: que todas las piezas encajen. Y todas irán encontrando su hueco en el tablero. Cada pieza es importante, su unión con otras nos va dando respuesta, consigue que nuestra curiosidad crezca, que nuestra impaciencia tenga una recompensa.

Cuando empezamos una serie esperamos exactamente lo mismo que de un puzzle: que cada personaje sea una pieza capaz de generarnos intrigas al interactuar con otras. Piezas que nos entretienen, que nos crean adicción.

¿Y qué es lo que hacemos los adictos? ¿Cómo podemos detectar que lo somos?

Somos adictos cuando….

1.- Necesitamos más, no nos conformamos con ver un capítulo y esperar que pasen días hasta el próximo. Casi siempre tenemos el siguiente y si no lo tenemos somos capaces hasta de verlo en chino.

2.- Perdemos la noción del tiempo, lo único importante es ver otro más, tenemos que saber qué va a pasar. Y si para ello perdemos horas de sueño las perdemos con la cabeza bien alta.

3.- Odiamos sobre todas las cosas a los spoilers.

4.- Es imperdonable para nosotros que nuestra pareja ose a ver un capítulo sin nuestro permiso.

5.- Mientras estamos enganchados a una serie comienza en paralelo una importante labor de profunda investigación de nuevas series que ver.

6.- Vivimos condicionados por las temporadas. No hay otoño, primavera, verano o invierno. Hay 1ª, 2ª, 3ª temporada… Y sabemos que muchas son innecesarias pero nos hace feliz leer que los guionistas han firmado una más.

7.- Compartimos con los demás nuestra adición, intentamos captarlos.

8.- Amamos a los protagonistas sean o no malos, nos gustan, les llegamos a comprender.200

9.- En casos extremos puedes llegar a confundir la realidad, asignas personajes a compañeros de trabajo, amigos… Reconocerlo! ¿Quién no ha jugado a quién es quién con los personajes de Juego de Tronos?

10.- Y sufres. Deseas desde el primer día ver el último capítulo pero cuando llega lo pasas mal porque sabes que es el fin. Que no hay más, que tus personajes te abandonan.

giphy

Y para los que estáis en el punto 5 algunas recomendaciones que más adelante detallaré: Orange is the new black, Fargo, House of cards, Homeland (la última temporada sorprende y mucho) o Modern Family.

Pequeños placeres del Invierno

Que nos gusta el buen tiempo a los españoles es indiscutible. En cuanto vemos dos rayos de sol no hay terraza, playa, parque o lugar al aire libre que se nos resista. La lista de planes en primavera/verano es infinita, nuestras agendas se colapsan, hibernamos durante meses para llegar con fuerza a la temporada estival. Y lo damos todo, sí, todo. Nuestras vacaciones finalizan con tristeza. Regresamos al trabajo a regañadientes. ¿Pero nos sucede lo mismo en Invierno? Puede que el primer día de vuelta a la rutina nos cueste, puede que hayamos disfrutado de la familia lo suficiente para esperar un año más pero volvemos descansados y con fuerzas para unos cuantos meses más. Y lo único en común a la vuelta de vacaciones de verano es nuestro bolsillo.

Pero lo que haces con buen tiempo no se disfruta tanto si lo haces en invierno y viceversa. Porque cada estacion (en España vivimos dos estaciones, primavera y otoño son tan fugaces como las estrellas que caen del cielo) se debe disfrutar de forma distinta. Y quiero compartir con vosotros mis pequeños placeres para los meses más frios.

1.- Los protagonistas de la temporada: la manta y el sofá. Nuestras semanas son más llevaderas pensando en el domingo que nos vamos a pasar en posición horizontal.

2.- Las series. Es tiempo de descubrir y engancharse a una.

3.- Los restaurantes. Lugares que valoraremos más en esta temporada, ya sea porque cada vez los hay más acogedores o porque no queremos pisar la calle y empezar a tiritar.

4.- El cine. Al igual que los restaurantes nos dan cobijo durante al menos dos horas y además nos entretienen.

5.- La cocina. Ahora tenemos la oportunidad de crear grandes platos cuyos ingredientes no son ni la lechuga, ni los canónigos o la piña.

6.- Un buen libro. Siempre mucho mejor que una película de fin de semana.

7.- El gimnasio. Se sufre mucho menos sabiendo que tus amigos/as estarán en sus casas porque las terracitas ahora están cerradas.

8.- Las cenas en casa. Ya sean con amigos o familia.

9.- El teatro y los museos. Planes como el cine o el restaurante. Lugares en los que desprendernos de las mil capas de ropa y a la vez disfrutar y culturizarnos que no nos viene mal.

10.- Nuevos hobbies. Estar encerrados nos brinda la oportunidad de ser creativos, de aprender a hacer algo nuevo.

Y aquí mi lista. ¿Cuál es la vuestra? ¿Remolonear en la cama hasta oler la comida en la mesa? ¿Buscar lugares en los que hay la suficiente nieve para hacer al menos una bola? ¿O descubrir paisajes cuya belleza gracias a las bajas temperaturas es insólita?

Las flechas de Cupido

Que sí! Que todos decimos lo mismo. San Valentin es un invento de El Corte Inglés y los Reyes son los padres. Y luego recibimos un regalo y ni lo rechazamos, ni lo aceptamos sin más.

Hubo un tiempo en que éramos jóvenes, ilusos e inexpertos en esto del amor. Un tiempo en que celebrábamos desde el primer mes juntos hasta San Valentín. ¡Pero qué barbaridad! Cómo pudimos pasar por todas esas fases! A mi ahora una amiga me cuenta que está viviendo esas moñadas y la miro raro como poco. Pues no! Basta ya! Celebremos que compartir un trocito de tu vida con alguien que te hace feliz es algo importante, ya sea el 14 de Febrero o el 3 de juliembre. Y no necesitamos una reserva en un pasteloso restaurante o el anillo con más diamantes que exista. Para todo en esta vida hay dosis, dosis de pequeños gestos, dosis de pequeños detalles…porque ya sabéis dosificar es de sabios. Y si hoy te traen el desayuno a la cama, mañana te sacan la mejor de tus sonrisas y pasado simplemente te siguen demostrando que están ahí contigo, cuidándote y apoyando cada uno de tus pasos habrás conseguido que San Valentón exista. Y sí! Serás una moñas más. Pero qué moñas más feliz y envidiada. Porque recordad chicas que ya no tenemos 15 años pero a nuestros casi 30 los añoramos.

Pero si después de todo este discurso pastelón no os he convencido, abrid unas cervezas y brindar conmigo en la distancia por las cosas buenas, que todas tienen un hueco en el corazón y no requieren de flechas lanzadas por un niño con rizos en calzoncillos a modo de pañal.

De cuando descubres Gerona

Es difícil no encontrar en España lugares dignos de visitar.

Hacía ya tiempo que ansiaba conocer Gerona, conocer sus pueblos, sus montañas, sus playas…Y puedo decir que ya lo puedo tachar de mi lista de cosas por hacer y pasar a mi lista de cosas que repetir.

Tuvimos la oportunidad de viajar en muy buena compañía. Alquilamos una casita rural en Beuda, zona de la Garrotxa y a 5 minutos de Besalú. Para la casa no tengo más que buenas palabras. Un lugar ideal, con inmensos jardines, piscina climatizada, barbacoa…Por si tenéis curiosidad aquí dejo el enlace: http://www.canmahola.com/

Estuvimos 4 días, pero qué 4 días más bien aprovechados! Ampliamos los lugares a ver que teníamos pensado. La situación que teníamos en la casa era perfecta, la mayor parte de los sitios nos quedaban como mucho a una hora de coche.

Empezamos por Castellfollit de la roca. Un pueblo que aconsejo ver desde abajo, desde la carretera, es la mejor opción para contemplar cómo está situado sobre una roca.

Imagen

Seguimos nuestra andadura hacia Figueres, ciudad en la que podemos visitar el museo de Dalí. Alrededor del museo, en las calles que lo rodean se puede apreciar también el arte de Dalí. Es una ciudad más moderna en la podéis encontrar una amplia variedad de restaurantes y bares en los que tomar algo.Imagen

 

Tras abandonar Figueres llegamos, a lo que para mi fue una de las grandes sorpresas: Besalú. Un pueblo medieval con una entrada a través de un puente precioso. Consejo: Perderos por sus calles. Precioso.Imagen

Primer día superado! Llega el momento de volver a nuestra casita y estrenar la barbacoa.

Vamos a por el segundo día! 

Nos habían aconsejado no perdernos dos pueblos: Peratallada y Pals. Y qué buen consejo!! Pueblos medievales, no muy grandes pero con mucho encanto. Calles estrechas, de piedra, con mucho turismo y en las que no faltan flores decorando las paredes. Ambos pueblos están relativamente cerca con lo que en un par de horas se ven y da tiempo a seguir explorando. Estando tan cerca de la costa ya aprovechamos y estuvimos en Begur donde admiramos las súper casas situadas en la costa y comimos en la plaza del pueblo. Fuimos además a Estartit desde donde se pueden ver las islas medes y acabamos el día con L`escala. Hacía bastante viento ese día y optamos por centrarnos en comprar anchoas y andar un poquito por el paseo marítimo. Las anchoas las vendes en varias tiendas del pueblo y a precio salen igual que en fábrica según nos dijeron en la oficina de turismo. Desde aquí fuimos hacia Sant Martí d`empuries. Hay un paseo paralelo a las calas que te lleva a unas ruinas griegas. 

Imagen

 

Pues ya hemos acabado con el segundo día, vamos a por la segunda barbacoa!

En nuestra tercera excursión descubrimos lo que es la tramuntana, no sabría explicar la fuerza del viento.

Nuestras visitas se centraron en el parque natural del cap de creus y empezamos con el monasterio de sant pere de rodes. Lugar muy bonito en el que merece la pena hacer un alto en el camino. Seguimos hacia Cadaqués pero no sin para en Port de la Selva a saborear una cervecita tras tantas curvas. Y llegamos a Cadaqués donde comimos y desde donde subimos al Cabo de Creu.Muy bonito pero si os hace el mismo viento que a nosotros cuidadín!  Toda esta zona se recorre a través de carreteras con muchas montañas, si os mareis fácilmente no olvidéis la biodramina.

Imagen

Cadaqués es muy bonito, es un pueblo pesquero con gran afluencia de turismo. Y es un lugar emblemático en el que Dalí y grandes artistas pasaban largas temporadas.

Antes de volver hicimos una parada en Empuriabrava, lugar curioso. Calles con canales y barcos en las puertas de las casas. Quizá una mezcla rara como decía mi amiga Silvia entre Miami y Benidorm.

Como hacía tanto viento ese día descartamos Roses que era nuestra opción para pasar un día de playa, pero nos desquitamos con un chapuzón en la piscina. Porque eso sí, mucho viento en la zona de costa pero ni pizca en el interior. Lo que nos permitía disfrutar de nuestra casita y sus atardeceres tomando una cerveza tranquilamente.Imagen

Y con bastante pena nos despedimos de Beuda y tomamos rumbo hacia Gerona ciudad donde pasamos la última noche.

Gerona a mi me sorprendió más de lo que esperaba sinceramente. No os perdáis el barrio judío, los puentes por los que acceder al centro de la ciudad, la muralla que la rodea, los baños árabes y la catedral. Y después de ver todo esto perderos por sus calles, descubir bares. En la plaza de la independencia podéis encontrar numerosos lugares para comer en terrazas.Ah! y en la rambla si os fijáis en el techo de los soportales hay un mapa de París.

 Imagen

 

Y ya yo sólo nos queda un lugar que ver antes de irnos…Tossa de Mar. Y hasta aquí nuestro viaje, seguro que queda mucho que ver pero nos reservaremos para la próxima!

 

 

 

Imagen

De cuando en Madrid siempre hay planes I

Es habitual pensar en Madrid y pensar en infinidad de planes, pero es también habitual pensar siempre en los mismos planes. Sí, sabemos que la oferta de ocio es grande pero pocas veces nos aventuramos a salir de nuestras rutinas. Hemos ido al rastro alguna vez que otra, quedamos en La Latina siempre que se mencionan cañas y solemos acabar en algún garito de Huertas o Malasaña.

Lo que hacemos más bien poco es aventurarnos a conocer nuevos sitios y nuevas formas de ocio.

Hace unos meses, en un ejercicio de reflexión, llegué a la siguiente conclusión: visito otras ciudades y las exprimo, me las pateo de arriba abajo y me informo de todo lo que no me debo perder en mi estancia. Pero con Madrid, mi ciudad, no lo hago. No valoro la historia que tienen sus edificios, no me lanzo a descubrir nuevos barrios, tengo museos y nunca me da por ir…mal, verdad? Pues es en este año cuando empieza mi nueva estrecha relación con mi ciudad. Es hora de conocerla.

Hoy os propongo un día lleno de planes, un día que tuve la suerte de disfrutar junto a grandes amigas. Y tras pasar este maravilloso día me di cuenta de una cosa: esto es un regalazo.

Empezamos nuestra mañana en un lugar que hasta el momento ni pensaba que podía existir: pinta en copas. Un sitio acogedor en el que puedes además de explotar tu creatividad, tomarte un café y estar entretenido pintando como si en tu infancia siguieras. Es tan fácil como elegir una pieza (tazas, ceniceros, fuentes, relojes, maceteros….) y pintarla con tus colores favoritos. Una vez lo hayas pintado en una semana pasas a recogerlo. Para hacer con niños el plan es redondo.

interior1

Como iba siendo hora de comer y el hambre apretaba tocaba conocer algo nuevo. Un restaurante griego. Es el restaurante Dionisos ubicado en el famoso barrio de Chueca. La decoración es algo con mucha importancia ya que una vez entras te enamoras y quieres comer ahí sí o sí. Los camareros (al menos los que nos atendieron) eran griegos, algo que le da aún más autenticidad. Comimos fenomenal, probamos la famosa ensalada griega, la moussaka, el plato gyros y el surtido de tapas griegas. Todo esto acompañado de pan de pita y un vino blanco de la casa. Riquísimooo! Para terminar no os perdáis el licor estrella el ouzo, un digestivo con sabor parecido al anís.

17351_1

El postre preferimos dejarlo para un lugar tan famoso como lo es Mamá Framboise. Por desgracia no pudimos entrar de la gente que había..No nos costó encontrar un lugar parecido dos calles atrás, pero nos quedamos con las ganas. Lo apuntamos para la próxima!

mama_framboise1

Y después de un dulce nada como un buen gin tonic. La oferta es tan amplia que es fácil encontrar el lugar idóneo en la zona de Chueca /Alonso Martínez.

Bien, ya se nos está haciendo de noche, y no por eso el plan se va a terminar. De aquí nos vamos a los microteatros. Funciones que duran menos de 15 minutos, cuestan 4 € y no hay más de 15 personas en cada sesión. Además mientras esperas puedes tomar una cervecita o un vino en el bar que tienen. Un buen plan para no gastar más de una hora y salir con una nueva experiencia.

micro-teatro-por-dinero

 

Y ya es tan de noche que los próximos planes (cena y copitas) me los guardo para otro día 😉

A disfrutarlo!!!

 

 

De cuando el cine se disfruta a precios asequibles

Hacía tiempo que no iba con tanta frecuencia al cine como lo hago ahora.

Iba al cine porque sabía o creía saber que la peli lo merecía. Que no era una peli para ver en casa y sí disfrutar en una sala con un espectacular sonido y un buen tanque de palomitas.

En mis 4 últimas visitas he visto: Lobo de Wall Street, La gran estafa americana, Gran hotel Budapest y Ocho apellidos vascos.

Y no me he gastado más de 4 euros en cada sesión, buen plan, no? Ahora tenemos la suerte de que los Miércoles el cine cuesta 3,90€ y que además durante los días 31 de Marzo, 1 y 2 de Abril es la fiesta del cine y cuesta 2,90€.

No me considero una experta en cine pero sí me gusta disfrutar de una buena cinta con un buen argumento y que sobre todo me entretenga desde el minuto 1 y me de pena que se termine.

Lobo de Wall Street me pareció redonda. Fue divertida, dinámica, amoral, gamberra…Fueron 3 horas intensas en las que además de disfrutar de la historia disfruté del personaje, gran papel a mi parecer el de Leonardo Di Caprio. Hace años tenía la sensación de que Di Caprio no nos daría grandes actuaciones más allá de papeles como el de Titanic o el de Romeo y Julieta. Y con los años ha demostrado un camaleónico estilo que aún no se ha premiado en Hollywood. ¿Y qué hay de Mathew Macconaughey? Que también ha conseguido conquistar a los espectadores en este último año contra toda premisa. Para mi, la escena de Mathew enseñándole a Leo el Himno es brutal. Papel corto, excelente interpretación.

A la siguiente semana volví al cine, esta vez escogí La gran estafa americana. Bien, no sé si fue por lo alto que tenía el listón con Lobo de Wall Street o porque ese día me pilló cansada pero la peli ni bien ni mal. Salí del cine pensando en que era buena pero que mejor para ver en casa tranquilamente. Los actores muy bien pero la trama un poco pesada a mi parecer, no me sorprende ni durante ni al final y eso es algo que siempre le pido a una buena historia. Que me de algo que yo no esperaba.

Y de repente un día nos invitan a ver en primicia Gran Hotel Budapest. Hasta el momento yo a Wes Anderson ni le conocía. Una vez sentada en mi butaca descubrí una forma totalmente distinta de hacer cine. Un cine en el que la estética es tan protagonista como los protagonistas. Plano a plano está medido al detalle a nivel artístico. A ello se le suma una perspicaz trama de comedia y drama que te mantienen pegado a la silla.

Tras semanas sin poder ir los Miércoles al cine tenía ya cierta y nostalgia…fue entonces cuando recibí el email con la gran noticia de que volvía la fiesta del cine durante Lunes, Martes y Miércoles! Y allá que fui, con miedo por la elección pero también con intriga por saber si realmente lo que millones de espectadores decían era verdad. Y sí, Ocho apellidos vascos me gustó, me hizo reir y no me defraudó. La recomiendo sin dudarlo. Además, qué mejor que una buena cinta española?  Comero las palomitas antes que luego no paráis de reir.

Por el momento sigo rellenando mi lista de próximas pelis que ver: Dallas buyers club, Nebraska, 12 años de esclavitud, Carmina y amén…

Imagen