De cuando descubres Gerona

Es difícil no encontrar en España lugares dignos de visitar.

Hacía ya tiempo que ansiaba conocer Gerona, conocer sus pueblos, sus montañas, sus playas…Y puedo decir que ya lo puedo tachar de mi lista de cosas por hacer y pasar a mi lista de cosas que repetir.

Tuvimos la oportunidad de viajar en muy buena compañía. Alquilamos una casita rural en Beuda, zona de la Garrotxa y a 5 minutos de Besalú. Para la casa no tengo más que buenas palabras. Un lugar ideal, con inmensos jardines, piscina climatizada, barbacoa…Por si tenéis curiosidad aquí dejo el enlace: http://www.canmahola.com/

Estuvimos 4 días, pero qué 4 días más bien aprovechados! Ampliamos los lugares a ver que teníamos pensado. La situación que teníamos en la casa era perfecta, la mayor parte de los sitios nos quedaban como mucho a una hora de coche.

Empezamos por Castellfollit de la roca. Un pueblo que aconsejo ver desde abajo, desde la carretera, es la mejor opción para contemplar cómo está situado sobre una roca.

Imagen

Seguimos nuestra andadura hacia Figueres, ciudad en la que podemos visitar el museo de Dalí. Alrededor del museo, en las calles que lo rodean se puede apreciar también el arte de Dalí. Es una ciudad más moderna en la podéis encontrar una amplia variedad de restaurantes y bares en los que tomar algo.Imagen

 

Tras abandonar Figueres llegamos, a lo que para mi fue una de las grandes sorpresas: Besalú. Un pueblo medieval con una entrada a través de un puente precioso. Consejo: Perderos por sus calles. Precioso.Imagen

Primer día superado! Llega el momento de volver a nuestra casita y estrenar la barbacoa.

Vamos a por el segundo día! 

Nos habían aconsejado no perdernos dos pueblos: Peratallada y Pals. Y qué buen consejo!! Pueblos medievales, no muy grandes pero con mucho encanto. Calles estrechas, de piedra, con mucho turismo y en las que no faltan flores decorando las paredes. Ambos pueblos están relativamente cerca con lo que en un par de horas se ven y da tiempo a seguir explorando. Estando tan cerca de la costa ya aprovechamos y estuvimos en Begur donde admiramos las súper casas situadas en la costa y comimos en la plaza del pueblo. Fuimos además a Estartit desde donde se pueden ver las islas medes y acabamos el día con L`escala. Hacía bastante viento ese día y optamos por centrarnos en comprar anchoas y andar un poquito por el paseo marítimo. Las anchoas las vendes en varias tiendas del pueblo y a precio salen igual que en fábrica según nos dijeron en la oficina de turismo. Desde aquí fuimos hacia Sant Martí d`empuries. Hay un paseo paralelo a las calas que te lleva a unas ruinas griegas. 

Imagen

 

Pues ya hemos acabado con el segundo día, vamos a por la segunda barbacoa!

En nuestra tercera excursión descubrimos lo que es la tramuntana, no sabría explicar la fuerza del viento.

Nuestras visitas se centraron en el parque natural del cap de creus y empezamos con el monasterio de sant pere de rodes. Lugar muy bonito en el que merece la pena hacer un alto en el camino. Seguimos hacia Cadaqués pero no sin para en Port de la Selva a saborear una cervecita tras tantas curvas. Y llegamos a Cadaqués donde comimos y desde donde subimos al Cabo de Creu.Muy bonito pero si os hace el mismo viento que a nosotros cuidadín!  Toda esta zona se recorre a través de carreteras con muchas montañas, si os mareis fácilmente no olvidéis la biodramina.

Imagen

Cadaqués es muy bonito, es un pueblo pesquero con gran afluencia de turismo. Y es un lugar emblemático en el que Dalí y grandes artistas pasaban largas temporadas.

Antes de volver hicimos una parada en Empuriabrava, lugar curioso. Calles con canales y barcos en las puertas de las casas. Quizá una mezcla rara como decía mi amiga Silvia entre Miami y Benidorm.

Como hacía tanto viento ese día descartamos Roses que era nuestra opción para pasar un día de playa, pero nos desquitamos con un chapuzón en la piscina. Porque eso sí, mucho viento en la zona de costa pero ni pizca en el interior. Lo que nos permitía disfrutar de nuestra casita y sus atardeceres tomando una cerveza tranquilamente.Imagen

Y con bastante pena nos despedimos de Beuda y tomamos rumbo hacia Gerona ciudad donde pasamos la última noche.

Gerona a mi me sorprendió más de lo que esperaba sinceramente. No os perdáis el barrio judío, los puentes por los que acceder al centro de la ciudad, la muralla que la rodea, los baños árabes y la catedral. Y después de ver todo esto perderos por sus calles, descubir bares. En la plaza de la independencia podéis encontrar numerosos lugares para comer en terrazas.Ah! y en la rambla si os fijáis en el techo de los soportales hay un mapa de París.

 Imagen

 

Y ya yo sólo nos queda un lugar que ver antes de irnos…Tossa de Mar. Y hasta aquí nuestro viaje, seguro que queda mucho que ver pero nos reservaremos para la próxima!

 

 

 

Imagen